Actualiza tu manera de contratar

Es un viejo dicho que el tiempo es dinero y aunque parece una forma de pensar un tanto cínica, tiene algo de cierto: la productividad se relaciona de manera directa con el tiempo utilizado para alcanzar ciertos resultados.

Por lo tanto, el tiempo que dedicamos a todo proceso, tiene un impacto económico y ¿quién no desea hacer más con menos? En los negocios, si bien esto suena genial, la clave está siempre en conservar altos estándares en los productos y servicios ofrecidos, así como una buena calidad de vida para todos los miembros de la organización.

En cuestiones de contratación, el sentido de urgencia es mayor: por un lado está el costo del proceso entero: (entrevistas, evaluaciones, materiales, etc.) y además, está la necesidad constante de cubrir cuanto antes, una posición indispensable para la operación y para un buen clima laboral. Es necesario que la inversión resulte en la contratación del mejor talento humano disponible.

Es por estas razones que se debe hallar el balance entre la velocidad del proceso de contratación y la evaluación de calidad de todos y cada uno de los candidatos. Si se apresuran demasiado las cosas, quizás se una al equipo una persona que no sea la indicada y no tenga congruencia con los valores del negocio. Su salida eventual genera pérdidas de recursos en capacitación y hace que todo el proceso empiece de nueva cuenta.

¿Quieres contratar al mejor talento para tu empresa? Descarga gratis el e-book “Encontrando top performers”, aquí.

Si por otra parte se hacen entrevistas exhaustivas, el desgaste para el equipo y la pérdida de tiempo, pueden no estar justificadas incluso si se halla al mejor talento (lo cual no es garantía).

Evaluaciones ágiles para la contratación

Las tradiciones en los procedimientos de recursos humanos son difíciles de eliminar, pero hay un buen avance en los últimos años. Las entrevistas son clave y si se llevan a cabo con objetividad, hallarás a los mejores nuevos miembros para tu organización.

Para garantizar que se evalúe a los candidatos sin subjetividad es conveniente la utilización de:

  • Evaluaciones de integridad. Predicen con certeza de más del 95% si un candidato presenta tendencia al robo, si es leal, confiable, y muchas áreas más.
  • Evaluaciones de perfiles objetivas, que dejan ver, con más del 93% de seguridad, si el candidato es apto para el puesto, en lugar de perder tiempo tanto suyo como de la empresa.
  • Formato de entrevista que elimina la subjetividad, agiliza la misma y permite asignar valores numéricos a cada respuesta, para escoger al mejor candidato.

Utilizar estas herramientas acorta los procesos de contratación lo cual significa que se cubrirá la posición de forma ágil, además de que se encontrará al mejor talento y se ahorrará dinero que muchas veces se desperdicia en evaluaciones tediosas que no garantizan los mejores resultados posibles.

EN NUESTRO BLOG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *