Mejora del Desempeño mediante las Competencias Correctas

El éxito de una organización depende, en gran medida, de la calidad del factor humano que existe dentro de la compañía. No hablo de clases sociales, nacionalidades, títulos universitarios o grado de estudios. Me refiero a las competencias que los empleados tienen y cómo la organización las aprovecha para el beneficio de todos en ella.

Ahora bien, ¿qué son las competencias? Son los comportamientos o actitudes que buscamos que el empleado tenga dentro de la empresa. Estas competencias, a diferencia de los conocimientos técnicos, no siempre son tan fáciles de detectar o medir. Es un reto identificarlas en su experiencia laboral, el tipo de estudios o las certificaciones que tienen y más.

Para ser un poco más claro: si buscamos a un nuevo colaborador para un puesto de control de calidad, sería preocupante que un ingeniero industrial no tuviera este tipo de conocimientos, dado que es una de las asignaturas que se tienen en sus estudios.

Por otro lado, ¿cómo podemos saber si esa persona sabe comunicarse adecuadamente o si prefiere trabajar solo o en equipo? ¿Cómo identificar si se siente cómodo supervisando equipos?, ¿o si es minucioso en su trabajo; apto para estar frente al cliente, o si le gusta estar dentro de una oficina?

Este tipo de comportamientos o competencias, que son en ocasiones más importantes que los conocimientos tácticos, no son fáciles de detectar e identificar en una entrevista o en el CV que recibimos de un posible candidato.

Una excelente noticia es que hoy en día existen herramientas que por $200 pesos o menos, nos pueden ayudar a identificar con un 93% de certeza si un candidato cuenta con las competencias que estamos buscando para un puesto.

Identifican en cuáles competencias se encuentra bien preparada cada persona, y en cuáles le hace falta ayuda. También dan una guía detallada de cómo ayudar a este candidato a perfeccionar las competencias que estamos buscando que tenga o desarrolle.

Este tipo de herramientas también son de gran utilidad para trazar un plan de carrera y saber hacia dónde es mejor que una persona crezca dentro de la organización. Asimismo ayudan a mejorar el ambiente de trabajo, y así tener más contentos a los empleados, lo cual significa una empresa más productiva.

Los beneficios antes mencionados se pueden obtener con estas herramientas, que permiten conocer detalladamente las competencias más fuertes de cada colaborador. Los responsables de los recursos humanos lograrán que las competencias naturales del empleado ayuden mejorar su desempeño.

Así aumentará la productividad, su propia comodidad y cada uno estará contento con lo que hace. Esto también crea una mayor lealtad y sentido de pertenencia hacia la compañía y reduce el nivel de rotación de los empleados.

¿Alguna vez pensaron que por tan solo $200 pesos pudiéramos comenzar a crear tantos cambios en nuestras organizaciones?

Si les interesa contar con más información sobre este tipo de herramientas, los invito a que exploren a detalle nuestra página. Si necesitan más información, los invito a que dejen sus datos y dudas en la sección de comentarios de este artículo, donde con gusto las contestaré y me pondré en contacto con ustedes a la brevedad.

EN NUESTRO BLOG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *